martes, 8 de septiembre de 2015

La gente cada día da más pena. Para cuando encuentras a alguien que de verdad vale te has llevado siete decepciones por lo menos. Qué triste ¿verdad? 
Ahora las personas solo piensan en ellas mismas, les da igual si estás bien o si estás mal, si esto te gusta o te puede estar molestando, si tienes otros planes a parte de los que ellos quieren llevar a cabo. 
Les da igual si te están haciendo daño, simplemente hacen y se dejan hacer. 
Porque cada vez se suma más y más gente a ese carro de personas que hacen las cosas porque los demás lo hacen, porque se lleva, porque es la moda. Eso si que es realmente triste. ¿Dónde están las personas que hacen las cosas porque quieren, por gusto? 
Lo peor son todos aquellos personajes que se nos han cruzado en la vida haciéndonos creer que de verdad son tus amigos y luego no tienen ni un minuto para ti. Están llenos de escusas con tal de no pasar aunque sea cinco minutos contigo. Solo son capaces de llenarte la cabeza de promesas que con el tiempo no se cumplen y ni siquiera se dan cuentan del daño que hacen. 
Sí, la gente cada día da más asco, más pena y son más decepcionantes. A día de hoy creo que pongo la mano en el fuego por tres contados, pero esto es como todo, en un jardín mal cuidado y lleno de mierda siempre te encuentras una flor bonita que asoma. No la arranques, solo cuídala. 
Y ríete de todo y de todos, pero sobre todo lo segundo. Si te han jodido, que les jodan y si te han perdido que no te encuentre. aprende a ser feliz sin importante lo que digan y
nunca, nunca eches de menos lo que algún día pudiste echar de más, porque a veces puede ser demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario