martes, 20 de noviembre de 2012


Quiero que me prometas que nunca lo olvidarás, seguiremos bailando donde quiera que vayamos. Es como atrapar un rayo las posibilidades de encontrar a alguien como tú, es una entre un millón las posibilidades de sentir lo que siento contigo. Y con cada paso que damos juntos, poco a poco vamos mejorando. Las montañas no son tan altas, ni los océanos tan amplios, porque juntos o no nuestro baile jamás se detendrá. Deja que llueva, deja que truene, lo que tenemos vale la pena pelearlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario