martes, 9 de octubre de 2012



¿Recuerdas aquella vez que te dijeron que estabas jugando con fuego? Al final terminaste quemándote, dejaste marchar a quien te quería y ahora solo te queda aprender a perder y ser feliz aunque los días estén nublados.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario