miércoles, 10 de octubre de 2012

¿En serio merece la pena guardar tu sonrisa en un cajón por ese idiota? No voy a decir que eres una princesa, porque no creo en los cuentos de hadas, pero te diré que vayas con la cabeza bien alta, nada de coronas, que son una verdadera cursilada, pero sí una gran sonrisa, de esas que iluminan el alma. Quizás tú no lo sepas, pero en cualquier momento, cualquier persona se puede enamorar de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario