martes, 9 de octubre de 2012

Despierta dormilona, que ya te estaba empezando a echar de menos.


Quédate con el que te diga "despierta dormilona, que ya te estaba empezando a echar de menos" con ese que deje todo por ti, que te entienda sin palabras, que sepa lo que quieres con solo mirarte. El que no te llame princesa y te haga sentir como una de ellas, que te quiera cuando menos te lo merezcas porque será cuando más falta te haga. Quédate con aquel que antes de criticarte prefiere arreglar las cosas y dejar el orgullo a un lado, que te defienda por encima de cualquier pero, por encima de cualquier idiota, sobre todo, que te ponga el listón bien alto delante de todas aquellas personas que te quieren ver jodida y hundida. Nada de celos locos y exagerados, eso significa que confía en ti y de verdad. Quédate con aquel con quien compartes miles de sonrisas cómplices y miradas que lo dicen todo sin decir apenas nada. Con el que te demuestre que si de verdad te quiere te busca, por cielo, por tierra, por mar, no se cansa, te busca, te encuentra y entonces es cuando no te suelta. Pero sobre todo, quédate con el que no te diga millones de veces que te quiere y te lo demuestre a cada paso, a cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo, que te deje claro que para él siempre serás lo primero y lo más importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario