domingo, 30 de septiembre de 2012

Se puede ser feliz mientras el cielo está nublado.


Quiero enseñarle al Sol que puedo ser fuerte, pero que también me puedo hacer pedazos. Que llorar no siempre tiene que ser cuando las cosas van mal y que a veces reír es un escudo para no enseñarle al mundo que las cosas van mal. Que se puede ser feliz mientras el cielo esta nublado, que los feos pueden ser famosos y aclamados, que los guapos a veces no sirven para nada. Que llover puede resultar divertido, y que el Sol puede quemar. No quiero hacerme de piedra, quiero que el corazón siga sintiendo como la primera vez que latió. Y quiero que al morir sea con una sonrisa, y que haya vivido la vida disfrutando de cada día como si no hubiese un mañana. Que haya gastado mi tiempo con las personas que quiero y que me quieren. Y quiero demostrarle al mundo que no todo puede salir mal, que las cosas también son buenas cuando menos lo pensamos, que el amor duele, pero siempre llegará el que te haga sonreír día tras día, y que pase lo que pase, las huellas que hemos dejado aquí, se quedarán aquí y ni el tiempo las podrá borrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario